martes, 18 de abril de 2017

El negro corazón del crimen, por Marcelo Figueras

Todos los años se conmemora algo: la muerte, el nacimiento, etc. Este año le toca a Rodolfo Walsh, con un triplete que deja sin palabras: 90 años de su nacimiento, 60 de la publicación de Operación masacre, 40 de su muerte. Entre tributo y tributo nos encontramos con, quizás, uno de los más personales, complejos y (por qué no) jugados: El negro corazón del crimen, por Marcelo Figueras, una novela que entrelaza ficción y realidad.


Por: Morena Fournier

Marcelo Figueras, conocido como guionista, periodista y escritor, publicó en marzo de este año El negro corazón del crimen, una mezcla entre la cruel realidad y la flexibilidad de la ficción, y el making of de Operación masacre, segundo libro de Rodolfo Walsh y probablemente una de las obras maestras de la literatura argentina.

Son varios los puntos llamativos de este libro, partiendo por el valor que requiere ponerse los zapatos de Walsh para tomar su voz. Hay en este libro una doble meta: Rodolfo Walsh había declarado en alguna ocasión que tenía conciencia de la importancia del cómo se realizó Operación masacre, y Marcelo Figueras cumplió su propio sueño de interactuar con uno de los autores que más lo marcaron.

Los sucesos reales acontecidos durante la investigación llevada a cabo por Walsh y Enriqueta Muñiz quitan el aire con tanta eficacia como lo que investigaban. La novela tiene un ritmo casi constante de tensión, como todo buen policial, con un plus de industria argentina que genera comodidad e incomodidad a la vez. Al mismo tiempo, la metamorfosis de Rodolfo Walsh durante la gestación de Operación masacre, algo real y palpable, es llevado por Figueras con mucha fluidez, lo cual permite encariñarse más con ese otro autor protagonista. La ficcionalidad de Walsh por Figueras, de alguna manera lo acerca al lector, provocando más cariño, confianza, bronca.

Pero además, en este hablar por él y recrear sus acciones, Figueras lo interpela. Algo así como un constante por qué sobrevuela el libro, se instala en la mente del lector. Lo humaniza, bajándolo del pedestal, pero no mucho: sigue siendo el escritor-periodista-detective que marcó un hito en la historia y la literatura.
Enriqueta Muñiz

Por otra parte, el lugar dado a Enriqueta Muñiz, ese medio permiso que se concedió Figueras, contribuye a darle el reconocimiento que hasta entonces quizás le fue un poco negado, a la par que la constituye como un ingrediente fundamental para la casi novela negra en la que por momentos se transforma el libro. Esa Enriqueta es también parte de la flexibilidad que ejerce Figueras, uno de los vacíos de este making of que se permitió llenar.

Otro detalle interesante en la construcción de la novela es el cierre: Operación masacre fue siempre ese libro sin final, una historia que Walsh no podía terminar, y que tiene una especie de culminación con la Carta abierta de 1977. Ponerse en los pies de Rodolfo Walsh en ese oscuro cierre, construyendo a la vez otro Rodolfo diferente, más maduro que el que protagoniza la mayoría del libro, es un desafío que Figueras maneja con mucha habilidad.

El negro corazón del crimen es una novela ficcional e histórica, un tributo y una lectura recomendada para este año de aniversario walshiano.

Rodolfo Walsh en la época que escribió Operación masacre

Sobre el autor

Marcelo Figueras (Buenos Aires, 1962) escribió las novelas El muchacho peronista (1992; Alfaguara, 2016), El espía del tiempo (Alfaguara, 2002), Kamchatka (Alfaguara, 2003), La batalla del calentamiento (Alfaguara, 2007), Aquarium (2009) y El rey de los espinos (Suma de Letras, 2014). Sus libros han sido traducidos a una veintena de idiomas, entre los que destacan el inglés, el francés, el alemán, el italiano, el holandés, el polaco, el hebreo y el ruso. Como periodista, entrevistó a Woody Allen, Paul McCartney, Arthur Miller, Madonna, Mick Jagger, Martín Scorsese y otras personalidades, además de cubrir la segunda intifada entre Israel y Palestina para la revista española Planeta Humano. Escribió junto con Marcelo Piñeyro los guiones de Plata quemada (Premio Goya a la mejor película de habla hispana, elegida por L.A. Times  como uno de los diez mejores filmes del año) y Las viudas de los jueves. También es autor de los guiones de Kamchatka (mejor guión del Festival de La Habana, y película seleccionada para representar a la Argentina en los Oscars) y Rosario Tijeras.

Nota de color:  El negro corazón del crimen está basado en un relato que Figueras publicó en la revista El Péndulo, allá por 1987, llamado La estrategia de Malory.*

Referencias

- Ese escritor. Artículo de Página/12 por Claudio Zeiger.
- Rodolfo Walsh: el escritor al que no pudieron desaparecer. Artículo de Infobae, por Ulises Rodríguez.
- Rodolfo Walsh, por Felipe Pigna. Artículo de El Historiador.
- Enriqueta Muñiz: la mujer detrás de Operación masacre.
- Marcelo Figueras. Artículo de Wikipedia.*

Vease además

Me gusta leer Argentina

No hay comentarios:

Publicar un comentario